Hoy cerrado
Mañana abierto: 09:30-13:30, 16:30-21:30

Cuidados para tener unos labios sanos y bonitos

Tiempo de lectura 1 min.

Seguro que ya sabes que las bajas temperaturas, el viento o la calefacción son factores que afectan a la piel de tu cuerpo y a la de la cara. Pero, ¿qué pasa con la de los labios? La respuesta es que también se ve afectada.

Y es que los labios son muy sensibles: tienen muchas terminaciones nerviosas en las zonas próximas a los bordes, cuentan con pocas glándulas sebáceas y su epitelio no está queratinizado, por lo que se secan fácilmente. Además, reciben la acción de los agentes externos directamente. Por eso, con la llegada de los meses de frío no te olvides de ellos en tu rutina de cuidado, te contamos cómo mimarlos.

Cuidados para mantener unos labios sanos y bonitos

QUÉ NECESITAN UNOS LABIOS SANOS Y BONITOS

Los labios, además, son una de las primeras partes del cuerpo que muestra indicios de sequedad por deshidratación. Para evitar esta sequedad, que se corten y aparezcan pielecitas o calenturas (herpes labiales), tus labios piden hidratación y protección.

¿Cómo puedes conseguirlo? Siguiendo unos sencillos consejos en tu cuidado diario:

  • Utiliza sticks protectores con SPF para protegerlos de la radiación solar. Y hazlo siempre, no te limites al verano. Recuerda que la piel de los labios no tiene melanina y no puede protegerse de los rayos UV.
  • Exfolia tus labios una vez por semana. Renovarás el tejido y favorecerás el efecto de los labiales. Su principal función es eliminar las células muertas, pequeñas pielecitas e impurezas. Pero no deben aplicarse en caso de herpes o heridas en los labios.
  • Asegura tu hidratación bebiendo la cantidad de agua que tu cuerpo necesita diariamente
  • Cuida tu dieta e incorpora vitaminas que te mantengan hidratado.
  • Utiliza productos específicos para los labios. Una barra de labios de calidad tiene una superficie homogénea y lisa, con una dureza que le impide deformarse por la temperatura ambiente, color inalterable y resistente a la luz.
  • Evita manipular las lesiones que pueden darse. Puede hacer más larga su recuperación, al dañar la capa superficial y empeorarlas.
  • No fumes, además de evitar sus consecuencias nocivas para tu salud, el aspecto de tus labios también se verá beneficiado.

Y siempre cuenta con el consejo de tu farmacéutico para utilizar los productos que protejan tus labios con el aval de test que garantizan su seguridad y que se adaptan a lo que tú necesitas.